Super Monkey Ball Deluxe - PS2 y  XBox

Super Monkey Ball Deluxe

Juego para PlayStation2 y Xbox
Análisis crítico de Super Monkey Ball Deluxe, un juego aceptable de Puzle de Amusement Vision. Por José Carlos Fernández Jurado, auténtico experto en Super Monkey Ball
Super Monkey Ball Deluxe
6.25

Super Monkey Ball Deluxe - Análisis de la versión PlayStation 2

por José Carlos Fernández Jurado (@JoseUltimagame)
Reseña de Super Monkey Ball Deluxe publicada el Pertenece a la saga de juegos Super Monkey BallClasificación global: #1592 Clasificación en PlayStation2: #123 Clasificación en Xbox: #58Estilo de juego: Puzle
  • Introducción
    SEGA sorprendió a propios y extraños con su primer juego para Gamecube. Super Monkey Ball , que fue uno de los títulos disponibles para el lanzamiento de la consola, era una versión mejorada de un arcade que SEGA acababa de sacar en Japón.
    Con clara influencia del clásico ?Marble Madness?, el juego proponía al jugador un reto totalmente nuevo; manejar el escenario dónde rodaban los monos protagonistas del juego, metidos en unas bolas trasparentes.

    Con más de un centenar de niveles y minijuegos, el título no dejó a nadie indiferente; o lo amabas, o lo odiabas. Y así vimos, de nuevo en exclusiva para Gamecube, su segunda parte, Super Monkey Ball 2 .

    Ahora, con el anuncio de la tercera parte para la consola de Nintendo, SEGA propone a los usuarios de PS2 (y Xbox) el disfrutar de toda esta aventura, uniendo ambos juegos en 1 y añadiendo más extras. Desgraciadamente, el resultado no es todo lo bueno que cabría esperar...
  • Entretenimiento y duración
    9
    La baza más fuerte del juego. 300 pantallas y 12 minijuegos. Lástima del sistema de control.
    Super Monkey Ball tiene 300 pantallas, 254 heredadas de las 2 primeras partes de Gamecube y 46 totalmente nuevas. Cada pantalla tiene que completarse en un máximo de 1 minuto, pero que esto no haga pensar a nadie que el juego se completa en 300 minutos (ni nada parecido). Los enfermizos diseños de los últimos niveles nos llevarán a caer una y otra vez, y tendremos que repetirlos montañas de veces para aprender sus trucos. Eso sí, es sólo cuestión de paciencia que lleguemos al final.

    Además de este modo principal, SEGA ha añadido 12 minijuegos. Estos minijuegos, que eran desbloqueables en la versión Gamecube, son totalmente accesibles aquí desde la primera partida. Eso es muy bueno para los jugadores inconstantes, pero también le quita horas de juego y sentido al modo historia. Para evitar eso, se han añadido como extras desbloqueables los videos, así como mejoras en el número de vidas y continúes.

    Al modo principal se añade el modo ?Desafió?, en el que se añaden hasta otros 3 jugadores, para competir contrarreloj y por turnos), ?Competición? con 4 monos compitiendo simultáneamente y ?Práctica?, para mejorar nuestras marcas en cada pantalla.

    Y brillando con luz propia, los estupendos 12 minijuegos incluidos:

    - Carrera Simio: compite para ver quien es más rápido en varios circuitos. 1 ? 4 jugadores
    - Simio Lucha: el más divertido de todos. Lucha por sacar a los demás personajes de los escenarios con la ayuda de un guante de boxeo (que se puede cargar) .1 ? 4 jugadores
    - Simio Objetivo: coge velocidad y luego abre tu bola, planea para caer lo más lejos posible y cerca de la diana. 1 ? 4 jugadores (por turnos)
    - Billares Simio: con 3 tipos de reglas distintas. 1 ? 4 jugadores (por turnos)
    - Simio Bolera: ¿Cuántos bolos podrás tirar con tu mono como bola? 1 ? 4 jugadores (por turnos)
    - Simio Golf: tu mono juega al golf dentro de su bola, con lo que él también se moverá. Modo mini golf y normal, incluso con bolas normales. 1 ? 4 jugadores (por turnos)
    - Barco Simio: a remar con los botones L y R en una carrera de remos. Hay varios circuitos, copas y contrarreloj, incluso objetos para usar en las carreras. 1 ? 4 jugadores.
    - Tiro Simio: al más puro estilo ?House of the Dead?, pero con coloristas enemigos (bichitos). 3 pantallas según la dificultad, 1 ? 4 jugadores (por turnos)
    - Fútbol Simio: con distintos tipos de juego (defensivo, ataque?), partidos, campeonato y penaltis. 1 ? 2 jugadores.
    - Pelea Simio: como en el juego de planear, pero con un arma y disparando a los otros jugadores. 1 ? 4 jugadores.
    - Baseball Simio: Con modo exhibición y campeonato. Incluye varios tipos de pista. ¡Golpea al mono! 1 ? 2 jugadores.
    - Tennis Simio: incluye dobles e individuales, incluso campeonatos, y distintos tipos de cancha. 1 ? 4 jugadores.

    Con 4 modelos de mono para elegir, los minijuegos se convierten en una auténtica razón para pillarse el juego (sobre todo a multijugador). Además, cada uno de los minijuegos es sorprendentemente profundo, con multitud de posibilidades.
  • Control y opciones de juego
    3
    El control implementado en esta versión destroza la jugabilidad del título original. Quien diga lo contrario no ha jugado más de 1 hora al título.
    Resulta incomprensible que alguien la pifie tanto con un control tan sencillo. ?Super Monkey Ball? se maneja tan sólo con el stick analógico, y sin embargo, transferir el control de Gamecube a PS2 casi acaba con el juego.

    Básicamente, la idea es inclinar un escenario (que flota en mitad del aire) en mayor o menor medida en cualquier dirección para que el mono avance y llegue a la meta. Si queremos que avance, inclinamos el escenario hacia abajo. Si queremos tomar una curva, pues lo inclinamos en esa dirección, y si nos pasamos, y nos vamos a salir, pues inclinamos en la dirección contraria para compensar.

    Al principio todo va bien, y cualquiera que no haya jugado a la versión original no notará más diferencia que la técnica (que ya comentaremos). Pero el problema viene en las fases avanzadas, dónde el control no permite la precisión vista en el juego original; así, inclinar demasiado el mando nos llevará a una muerte absoluta, y demasiado poco? también. Está el viejo truco de torcer para un lado, luego para otro y luego de nuevo en esa dirección, con lo que se puede compensar en algunas ocasiones el problema de control, pero no siempre. Cuando juguemos en los últimos mundos, el control será una pesadilla.

    El utilizar un analógico como si fuera un mando digital es perdonable en muchos otros títulos, pero en este? Y un fallo tan absurdo, grave e imperdonable como este condena el juego en su apartado más importante.

    Como otro extra, comentar que además de cruzar los tableros, podemos recolectar plátanos (sueltos o en racimos), para lo que tendremos que arriesgarnos a difíciles piruetas o acercarnos al filo del escenario. La recompensa es una vida cuando cojamos 100, pero con los fallos de control del juego lo mejor acaba siendo ir a cruzar la meta y olvidarnos de filigranas.
  • Creatividad e innovación
    8
    No hay nada parecido en el catálogo de PS2. Eso sí, algunos aspectos podrían estar más cuidados (la historia).
    Si calificamos este juego como usuarios de Gamecube, no cabe duda de que el juego se convierte en un refrito con pocas novedades (46 pantallas), y pierde todo el atractivo.

    Ahora bien, puntuándolo independientemente de su origen, como un título más para PS2, las bazas de Super Monkey Ball se disparan.

    Básicamente estamos ante una mezcla de acción y puzzle, en la que el jugador necesitará tanto una mente rápida capaz de enfocar los complicados circuitos como una gran habilidad manual para llevar a cabo giros a borde del abismo.
    Y todo tan sólo con el analógico izquierdo, sin complicados controles.
    Sin duda esta es la baza más interesante del juego, la mezcla de géneros y el intuitivo control, tanto para el modo principal como para los minijuegos.

    La historia del juego, por otro lado, es una mera excusa para que los monos recorran los 300 escenarios; un malvado científico ha robado todos los plátanos del pueblo mono, y nuestro héroe parte al rescate metido en su burbuja mágica. Hay algunas secuencias en CG de baja calidad que nos muestran como va avanzando la búsqueda en la entrada de cada mundo. Sin aportar nada al jugador, al menos entretienen.
  • Gráficos, sonidos, IA
    5
    Decir ?flojo? es quedarse corto. Las cargas son pesadas e innecesarias, y el apartado gráfico también ha bajado su calidad.
    Decir ?mejorable? es decir poco; Super Monkey Ball falla tremendamente en este apartado, y no es por sus gráficos, su sonido, su traducción o control; falla por las terribles cargas que encontramos al jugar

    El juego es lentísimo para moverse de las pantallas de juego a las de menú, dejando casi 1 minuto de espera al jugador sin imagen ni sonido. Si queremos seleccionar pantalla, hay que armarse de paciencia, porque al pasar por cada una de ellas (para elegir una en concreto) el juego tiene que cargarla, y tarda unos segundos.

    Incluso se ha eliminado el sistema de ?precarga? existente en la versión de Gamecube, que aprovechaba el tiempo de juego para ir cargando la siguiente pantalla y dar mucha más fluidez de juego. Aquí tendremos que esperar unos segundos con el triste logo de ?cargando?, ¡e incluso tardará en re-cargar la misma pantalla si nos matan!

    En el aspecto gráfico, el juego cumple sin llegar a sorprender. Los modelados de personajes y escenarios son correctos, pero se han eliminado multitud de efectos gráficos (en los fondos de escenarios y en el personaje, que reflejaba elementos del escenario en la burbuja). Esto es bastante triste, teniendo en cuenta que estamos ante uno de los juegos que salieron junto a la Gamecube, hace más de 3 años, y que tampoco maravillaba en el apartado gráfico. También se ha bajado la velocidad de 60 a 30 Fps , lo que hace el juego notablemente menos fluido, aunque claro, no hay ralentizaciones de ningún tipo. Las cámaras no son especialmente acertadas en algunas pantallas, un fallo heredado del original y que no se han molestado en subsanar.

    En el aspecto sonoro, la cosa anda algo mejor. Las melodías que acompañan cada mundo son frescas y divertidas, y sin llegar a ser grandes composiciones ayudan a ambientar al jugador. Un detalle bueno son los FX, de gran calidad, y las voces en español en los menús y durante el juego . Eso sí, como los monos hablan en un idioma totalmente incomprensible, están subtitulados al castellano.
  • Conclusión
    Para usuarios de PS2 muy interesados por la mecánica del juego. Abstenerse aquellos con buen recuerdo de la versión de Gamecube.
    Pese a su interesante precio de salida (45 euros), los numerosos fallos del juego hacen recomendable su compra sólo a aquellos muy interesados en su mecánica, y siempre armados con buenas dosis de paciencia. El sistema de juego es muy especial, o lo amas o lo odias. No lo recomendamos a aquellos que hayan probado alguna de las 2 entregas de Gamecube, ya que este ?remix? no alcanza la calidad de los 2 juegos que pretende portar . En todo caso, y después de los originales de Gamecube, recomendamos la versión de Xbox, que subsana algunos de los problemas de esta versión (las cargas, el control es más ajustado, se mantiene la velocidad...)
    Puntúa este juego
    5 votos en total
    Tu nota:
    7.97
    Datos de Super Monkey Ball Deluxe
  • Juego conocido como
    Super Monkey Ball Deluxe
  • Fecha de lanzamiento
    en España el 02 de Septiembre de 2005 (para PlayStation2 y Xbox)
  • Comprar Super Monkey Ball Deluxe
    Precio de Super Monkey Ball Deluxe para PS2 y XBox
    Compara los precios de Super Monkey Ball Deluxe para todas consolas y PC. Apoya a Ultimagame comprando Super Monkey Ball Deluxe a través de los siguientes enlaces y obtén los mejores precios y descuentos